Tiago Klimeck murió el fin de semana en el hospital Santa Casa de la Misericordia, en Itapeva, donde permanecía internado en estado de coma profundo.

El accidente ocurrió cuando el actor brasileño, de 27 años, interpretaba el momento del suicidio de Judas, cuando se confundió con los nudos de la cuerda que le rodeaba el cuello y quedó inconsciente durante cuatro minutos, informó la agencia DPA.

El público y sus compañeros demoraron en darse cuenta de que estaba desmayado, porque en la ficción el joven debía parecer muerto.

 

Tras ser atendido por personal de una unidad médica móvil, Klimeck fue internado en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital, donde su estado fue agravándose.